Pajitas de bambú

¿Quieres saber dónde comprar pajitas de bambú al por mayor? Tanto si eres empresa como particular, tenemos opciones muy económicas y variadas para ti. Gran variedad de estilos, siempre con el material natural del bambú, para que disfrutes de sus propiedades y cuides al medio ambiente.

¿Te gusta tomar jugo fresco usando pajitas? Tal vez lo haces todos los días junto a tu familia. Pero, ¿te has puesto a pensar en la cantidad de pajitas de plástico que usas y desechas?  La verdad es que el problema del plástico en nuestro planeta es más serio de lo que piensas. Por eso, usar pajitas de bambú es la forma más ecológica  y fácil de contribuir con el medio ambiente mientras tomas tu delicioso jugo de fruta fresca.

Mejores pajitas de bambú

¿Qué es una pajita de bambú?

Las pajitas de bambú para beber son una opción divertida y ecológica; además se usan en cualquier bebida, sea fría o caliente. Están hechas de auténticos tallos de bambú enteros. Ninguna esta elaborada con compuestos comprimidos o manufacturados. Son completamente reciclables. Solo basta con agua tibia y algo de jabón para dejarlas limpias.

Cuando compras unas pajitas de bambú haces un voto a favor de materiales sostenibles. Algunas pajitas de bambú vienen en empaques biodegradables  que pueden incluso ser utilizados como abono para las plantas. Cada pajita mide 10 pulgadas de largo aproximadamente y cuando se cuidan adecuadamente pueden durar años.

Pajitas de bambú

Ventajas de usar pajitas de bambú

 Reutilizables y de larga duración

Uno de los principales beneficios de usar pajitas de bambú para beber es que se pueden reutilizar una y otra vez. Cuando se limpian y cuidan adecuadamente, una pajilla de bambú para beber puede durar varios años.

Para asegurar la longevidad de tus pajitas de bambú, después de lavarlas a mano, asegúrate de dejarlas secar completamente colocándolas planas (no verticales) para evitar cualquier acumulación de agua en el fondo de la pajita y guárdalas siempre en un área bien ventilada. Evita los recipientes o frascos herméticos, ya que esto causará una posible acumulación de humedad dentro de las pajuelas.

También, te recomendamos pulir el exterior de la paja con aceite de coco cada 10 usos. Para limpiarlas, remoja tus pajitas  de bambú en agua caliente y vinagre durante unos minutos una vez al mes para mantenerlas en óptimas condiciones.

Muy económicas

La cantidad de dinero que gastarás en un paquete de pajitas de bambú para beber será una fracción de lo que gastarías en toda una vida usando pajitas de plástico. La mayoría de las pajitas de bambú vienen en paquetes de 10-20 piezas en varios tamaños y cuestan aproximadamente $7-20 dependiendo de la marca. Aparte del dinero, considera el costo ambiental real de usar pajitas de plástico para beber. Se estima que en los Estados Unidos se usan cerca de 500 millones de pajitas de plástico desechables al día – ¡eso es suficiente para envolver la circunferencia de la tierra 2,5 veces! Y eso es solo en los EE.UU., este número es aún mayor si se añade la población mundial. Este costo masivo puede evitarse cambiando a una paja de bambú.

Saludable y libre de productos químicos

Las pajitas de plástico se fabrican a partir de la sustancia química derivada del petróleo, el polipropileno. La FDA determina que este material es seguro para el contacto con alimentos, pero la evidencia de investigación ha demostrado que puede filtrar sustancias químicas en los líquidos y potencialmente alterar los niveles hormonales.

Contrario al plástico,  las fibras de bambú tienen propiedades antimicrobianas naturales, lo que significa que es menos probable que tus pajitas de bambú alberguen bacterias con el paso del tiempo; de hecho, son más resistentes al deterioro o a la putrefacción. El bambú también se cultiva sin productos químicos, sin necesidad de fertilizantes ni pesticidas químicos.

Durabilidad de las pajitas de bambú

Muchas pajitas de bambú para beber vienen terminadas y tratadas con un esmalte. De este modo, estás no presentan bordes afilados ni riesgos de rotura menores. Son aptas para niños, ya que tienen  bordes lisos que no causan ninguna irritación al usarlos. Las pajitas de bambú se pueden utilizar tanto para bebidas calientes como frías.

El bambú también se utiliza en edificios y puentes en algunas partes del mundo. Como material, el bambú tiene una mayor resistencia específica a la compresión (capacidad de soportar cargas pesadas) que la madera, el ladrillo o el hormigón, y una resistencia a la tracción específica (qué tan difícil es separar un material) que está cerca del acero. Esto hace que el bambú sea uno de los materiales más resistentes y respetuosos con el medio ambiente del planeta.

Claro está, no puedes esperar que tus pajitas de bambú soporten el peso de un edificio, pero  si puedes esperar que tus pajitas para beber resistan mucho uso.

Sostenibilidad de las pajitas de bambú

En una era de contaminación global, usar pajitas de bambú es una una opción sostenible desde el punto de vista ambiental y económico. Esto se debe particularmente a la naturaleza propia del bambú. Es que el bambú es sin duda una planta estupenda. Famosamente conocida como uno de los materiales más renovables del mundo, es la planta de más rápido crecimiento en el mundo, pudiendo crecer hasta tres pies al día. El bambú no requiere pesticidas y necesita poca agua, especialmente en comparación con otros cultivos como el algodón.

Cuando se cosecha el bambú, la planta se regenera fácilmente. El bambú hace su trabajo por el medio ambiente al ofrecer un 35% más de oxígeno que los árboles y realmente ayuda a absorber el CO2 de la atmósfera. El bambú es un material biodegradable, que viene de la tierra y vuelve a la tierra, descomponiéndose  de 4-6 meses. Por el contrario, las pajitas de plástico para beber tardarán hasta 200 años en descomponerse por completo.

Por qué usar pajitas de bambú

Sobran las razones para usar pajitas de bambú en lugar de plástico, son más económicas a largo plazo, son biodegradables, se pueden reciclar por largo tiempo, son higiénicas. Además, son fáciles de usar y llevar, pues son súper livianas y no ocupan mucho espacio. Así, estés donde estés, podrás llevarlas contigo para que tú y tu familia sigan disfrutando de sus deliciosos jugos o un rico café o helado usando una ecológica pajita de bambú.