La mejor tabla de bambú para cortar en la cocina

Mejores modelos:

¿Cuáles son las ventajas de usar una tabla de bambú para cortar comida?

Usualmente encontramos en tiendas algunas tablas de materiales rígidos o baratos, como el plástico, pero es mejor revisar antes si hay materiales mejores que otros, como puede ser el caso del bambú.

Y, aunque nosotros tengamos cierta predilección por el bambú porque es el tema central de esta página, no se trata de mera coincidencia: realmente hay razones para confiar en la efectividad de una tabla de bambú para cortar alimentos.

Resistencia frente a otras maderas

El bambú es uno de los materiales naturales con una densidad más alta del planeta. Hablamos de una densidad que puede ir desde los 370 kg/m3 hasta los 920 kg/m3.

Esto lo convierte en un material altamente resistente a arañazos o cortes, así que por más que lo uses te esperan muchos meses de uso sin apenas deterioros. Una gran alegría si hablamos de productos durareros.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea pesada, y es que hablamos de que el bambú es muy ligero, lo que te permitirá desplazarlo sin problemas de una habitación a otra, o incluso en una mochila.

Sin humedades y con limpiado fácil

La humedad siempre ha sido un problema en toda la casa. No solo en el baño, sino también en la cocina: todos los elementos que usamos para cocinar deben estar limpios y listos para su reutilización.

La buena noticia de esto es que el bambú absorbe muy poca agua, lo que hace que apenas exista humedad y que no haya que limpiarla de forma especial. No notarás que se pudra.

Un chorreón de agua para quitar impurezas o restos de comida que hayas cortado, y listo. Es difícil que broten bacterias si haces una limpieza normal.

Buena decoración y ecológica, al mismo tiempo

Si hablamos del lado ecológico, no hay nada mejor como usar el bambú, puesto que es uno de los materiales que más abundan en el planeta debido a su rapidez de crecimiento.

Por no hablar de que su color embellece cualquier habitación, y combina a la perfección con prácticamente cualquier color. Ya tengas una cocina blanca, negra, marrón o verde, el bambú siempre destacará por su elegancia y aportar un toque de naturalidad a tu hogar.

De hecho, volviendo al tema de su carácter ecológico, debido a que su producción es en masa y está lejos de agotarse. Esto, sumado a que su cultivo es fácil, hace que el precio y el coste de producción se baje, lo que abarata el precio final para el consumidor.

Por tanto, hablamos de un producto resistente, de fácil mantenimiento, barato, elegante y ecológico. ¿Acaso podemos pedir más?